Consumo de carne roja y riesgo de cáncer de colon

By

En un artículo publicado en la revista Journal of the Nacional Cancer Institute del 15 de Junio de 2005, un extenso grupo de investigadores de la Unión Europea, incluidos en el EPIC (European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition) confirman que el riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal se asocia de manera positiva con un elevado consumo de carne roja y carne procesada, mientras que la asociación se invierte (menor riesgo) con el mayor consumo de pescado. Los autores han seguido de manera prospectiva a 478.040 hombres y mujeres de 10 países europeos, libres de cáncer, que fueron reclutados entre 1992 y 1998.

La información sobre dieta y estilo de vida fue recogida al comienzo del seguimiento. Después de una media de seguimiento de 4,8 años, 1.329 casos incidentales de cáncer colorrectal fueron detectados. Los investigadores analizaron las relaciones entre el aporte de carne roja y procesada, carne de pollo y pescado, con el riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal, utilizando un modelo estadístico ajustado a edad, sexo, energía aportada en la dieta (fuentes de energía grasas y no grasas), altura, peso, actividad relacionada con el trabajo, fumador/no fumador, fibras, ácido fólico en la dieta y consumo de alcohol.

Resultados de análisis de cáncer colorrectal


Los resultados han sido los siguientes: El riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal se asocia positivamente con el aporte más elevado de carne roja y procesada en la dieta (más de 160 gramos/día) cuando se compara con el aporte más bajo (menos de 20 gramos/día), y se asocia inversamente con el aporte de pescado en la dieta (más de 80 gramos/día comparado con menos de 10 gramos/día), pero no se relaciona con el aporte de carne de pollo.

En la población europea estudiada, el riesgo absoluto relativo de desarrollar un cáncer colorrectal dentro de los 10 años para un individuo incluido en el estudio, con una edad de 50 años, fue del 1,71% para aquellos con el aporte máximo de carne roja y procesada, y del 1,28% para los del aporte mínimo de esta carne; inversamente, el riesgo absoluto de desarrollar cáncer colorrectal fue del 1,86% para aquellos individuos con menor aporte de pescado y del 1,28% para los individuos con mayor aporte diario de pescado.

Los autores concluyen subrayando que aproximadamente el 70% de los cánceres de colon y recto pueden ser evitados mediante cambios en el estilo de vida de los países occidentales. Estos factores de riesgo incluyen: obesidad, inactividad física, elevado consumo de alcohol, hábito precoz de fumar, consumo elevado de carne roja y bajo consumo de ácido fólico.